... Por la organización autogestionaria, la autonomía, la rebeldía y la resistencia, por la solidaridad y el apoyo mutuos y por la construcción de un mundo con democracia, libertad y justicia para tod@s.

Log in

NO aceptamos llegar a una solución amistosa con el Estado mexicano

Organización de la Sociedad Civil Las Abejas: NO aceptamos llegar a una solución amistosa con el Estado mexicano

En audiencia pública, ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), que sobre el caso de la masacre de Acteal, sostuvo Juan Vázquez, miembro de la Mesa Directiva de la Organización Sociedad Civil Las Abejas y sobreviviente de la masacre de Acteal, señaló que ante el cinismo del Estado mexicano de negar su responsabilidad en la masacre de Acteal; la organización civil Las Abejas, NO acepta ni aceptará llegar a una solución amistosa con el Estado Mexicano.

En documento dado a conocer por La Voz de la Organización de la Sociedad Civil Las Abejas después de esa audiencia, La organización “Las abejas” señala que la masacre de Acteal fue consecuencia de la estrategia contrainsurgente del Estado mexicano en contra de los zapatistas y en contra de las comunidades y pueblos organizados y críticos al sistema de muerte.

La masacre de Acteal es un crimen de Estado, porque el gobierno bien pudo detener y evitar la masacre y evitar desplazamientos forzados y robos de pertenencias. Pero, no lo hizo, porque las amenazas y acciones de terror que cometían los paramilitares antes y durante la masacre de Acteal estaban respaldadas por la Policía de Seguridad Pública del Estado y el mismo Ejército federal. El 22 de diciembre de 1997, la masacre duró aproximadamente 6 horas, sin que la policía que se encontraba a escasos 200 metros actuara para impedir la masacre.

La impunidad es parte de la estrategia de contrainsurgencia, porque desgasta y divide a los sobrevivientes, y eso nos ha traído grave dolor. La política de desgaste integral del Estado mexicano es su arma para matar nuestra memoria, para así dejar en impunidad su crimen.

La mal llamada Suprema Corte de Justicia de la Nación es cómplice de toda esta impunidad. Pues ha amparado y excarcelado a los asesinos, argumentando "fallo en el debido proceso". En realidad, el fallo es del Estado, porque desde el principio ha ocultado la verdad.

Ahora los paramilitares están contentos y libres caminando por donde quiera en nuestras comunidades y sobre todo en Acteal. Porque es el mismo gobierno quien permitió regresar y los premió con casas, tierras y dinero. El regreso de los paramilitares a Acteal es una bomba de tiempo, ya que en cualquier momento puede explotar, porque ahí están sus armas enterradas y lo pueden utilizar cuando reciban la orden del gobierno así como fueron ordenados a robar, a sembrar terror a quemar casas y masacrar a 45 personas en Acteal.

A casi 18 años de la masacre de Acteal, no hay justicia, el Estado mexicano no ha garantizado la no repetición de hechos como el de Acteal, al contrario, sigue masacrando a nuestro país, sigue desapareciendo estudiantes, sigue reprimiendo a maestros y maestras. El Estado mexicano se ha convertido en una máquina de terror que no se sacia de derramar sangre inocente.

La Voz de la Organización de la Sociedad Civil Las Abejas de Acteal termina su denuncia con una posición digna, firme, inequívoca:

 

A pesar de la impunidad que prevalece en la masacre de Acteal y a pesar de que nuestro país desangre, no nos callamos, no retrocedemos, no nos humillamos ante un Estado criminal, no le tenemos miedo.