... Por la organización autogestionaria, la autonomía, la rebeldía y la resistencia, por la solidaridad y el apoyo mutuos y por la construcción de un mundo con democracia, libertad y justicia para tod@s.

Log in

Si Juárez no hubiera muerto, la visita de AMLO al Papa Francisco

El Peje con el Papa
¿Y si Juárez no hubiera muerto?
Héctor de la Vega

Para quienes aún lo defienden (cada vez menos por cierto), la visita que Andrés Manuel López Obrador hiciera al Papa Francisco no fue, dicen, un acto de campaña política sino un “reconocimiento a la congruencia del líder del catolicismo”.
Resulta patético que, en un acto de suprema incongruencia, AMLO, quien se autodefine como “Juarista” acuda a El Vaticano a hacer justamente lo contrario a uno de los preceptos pilares del juarismo: La separación Iglesia-Estado.
Dejo de lado (por ahora) otras manifestaciones de la incongruencia pejista para señalar su absoluta constancia en algo que lo ha caracterizado al menos desde 2006.
El Peje parece haber decidido hacer de los oaxaqueños uno de los blancos preferidos de sus traiciones:
-En 2006, la APPO mantuvo por meses una heroica y digna lucha en contra del sátrapa Ulises Ruiz; el macuspano estaba en plena campaña electoral, algunos de los dirigentes más notorios de la APPO eran del partido que postulaba al Peje... pero de su boca no salió una sola condena contra los actos de represión (más de 20 muertos), ni una siquiera en apoyo a esa lucha.
-A otro oaxaqueño, Ricardo Flores Magón, le ha robado el nombre y cabezal de su periódico, Regeneración, para promover lo contrario a aquello que pregonara el gran anarquista: “Yo quería hacer un hombre de cada animal humano; ellos, más prácticos, han hecho un animal de cada hombre y se han hecho ellos mismos pastores del rebaño”.
-Sin dudarlo, si el oaxaqueño Juárez no hubiera muerto y, en justa compensación, se declarara “pejista”, a estas alturas de partido México estaría ahora gobernado por la Casa de los Habsburgo. ¿Así o más claro?